Belén 2015-16

Belén 2014-15

Belén 2012-13

Belen 2011-12

viernes, 4 de mayo de 2012


La criba




Es un utensilio que se emplea para limpiar el grano, principalmente el trigo, de la paja, del polvo y otros sólidos no deseados con que se halla mezclado. A esta operación se llama ahechar.

La criba sencilla, que también se llama harnero, zaranda, cribo y juera se compone de un aro ancho y delgado de madera y de un fondo diversamente agujereado y de diferente materia, según la operación y la especie de grano a que se destina.

El fondo de la criba es por lo común de cuero crudo, taladrado de agujeros proporcionados al objeto de la operación. Si solo se quiere limpiar el trigo del polvo, los agujeros son largos y angostos, si se pretende separar el grano menudo del grueso, los agujeros son proporcionados para dejar pasar los primeros y detener los segundos. Las cribas con el fondo de espartos poco distantes entre sí, llamadas mas comúnmente jueras, solo se emplean para separar del trigo el polvo y las semillas menudas.

Habían aechadores de profesión los cuales tenían sus harneros o cribas agujereados de muchas maneras según las semillas que tienen que aechar y el objeto de la operación. Cogían con la criba una cantidad de grano y apoyándola en su cintura, se movían a un lado y otro y concluían dando a la criba un movimiento circular e inclinado hacia adelante y huyéndola de repente. Este movimiento hace que junto al borde delantero de la criba se reúnan las inmundicias mas ligeras que el trigo y la huida repentina que hacen levantando y baxando un poco la criba, hace que las materias mas ligeras caigan en el suelo y el grano bueno se vaya en la criba. Esta operación que no se puede explicar con bastante claridad solo se adquiría con la práctica. Los menos diestros se contentaban con reunir en el centro de la criba por el movimiento circular las ahechaduras y quitar con la mano el remolino de paja y semillas que se forma y que suelen llamar repelón.

Esta criba es excelente para quitar al grano bueno el polvo, la paja, las semillas menudas, los granos de tizón, en una palabra, todo lo que es mas ligero o mas grueso que el trigo bueno y separa también exactamente todos los terrones formados por las polillas, los excrementos de los ratones, de los gatos etc.

Para que produzca el mejor efecto posible es necesario que el granero tenga ventanas o lumbreras en los dos lados opuestos; porque colocando el extremo de la crib enfrente de la ventana opuesta al viento, el que entra en el granero se une al que hacen las alas de la criba y arroja a mucha distancia todas las inmundicias.